Aceite del arbol del te

arbol del te

Aceite del arbol del te

El aceite del arbol del te es un aceite esencial que se obtiene mediante la destilación de la corteza y hojas del arbusto australiano conocido como árbol del té, cuyo nombre científico es Melaleuca alternifolia. Este arbusto puede llegar a alcanzar unos cuatro metros de altura y se caracteriza por sus estrechas y aromáticas hojas, sus frutos leñosos y sus flores blancas. No hay que confundir esta planta con la popular Camellia Sinensis, de donde obtenemos el té que habitualmente tomamos en infusión.

El aceite del arbol del te es un liquido ligeramente amarillento, con un aroma muy característico, que ha sido empleado durante años en muchas partes del mundo por sus beneficios Esencia del arbol del tecontra las infecciones, los hongos, el acné, los piojos o la candidiasis. Cuenta con demostradas propiedades antiinflamatorias, antisépticas, desodorantes, balsámicas, cicatrizantes o expectorantes.

Según evidencias clínicas, si se usa correctamente, el aceite del arbol del te no es tóxico siempre que se aplique tópicamente, ni irritante. Hay que emplearlo con precaución en pieles sensibles, especialmente la de los bebés, por lo que en estos casos se recomienda aplicarlo diluido en agua. Este producto, a pesar de ser prácticamente inocuo en su uso tópico, no debe ingerirse ni usarse en heridas abiertas bajo ningún concepto. Está contraindicado en embarazadas y en personas alérgicas a esta sustancia.

Beneficios y usos del aceite del arbol del te

  • Se emplea diluido en agua para tratar las uñas encarnadas: Remojar los pies en un barreño con agua y aceite del árbol del té, para evitar posibles infecciones y reducir la hinchazón.
  • Como antiséptico en ampollas, quemaduras y heridas: aplicar unas gotas de aceite esencial puro varias veces al día para prevenir la aparición de ampollas; para tratar las quemaduras se debe enjuagar muy bien la zona y aplicar este aceite diluido. No se debe usar sobre heridas abiertas.
  • Para tratar la piel con problemas de acné: para la higiene facial diaria de pieles con acné es muy beneficioso añadir una o dos gotas de este aceite en un algodón empapado en agua para aplicar directamente sobre los granos. Podemos emplearlo también junto a los geles de aloe vera o añadiendo unas gotas a las mascarillas de arcilla.
  • Como solución ante las verrugas: depositar una gota de aceite del árbol del té sobre la verruga y tapar con una gasa, dejando actuar unas 8 horas (se recomienda hacerlo mientras dormimos). Se puede realizar esto diariamente hasta que la verruga haya desaparecido.
  • Se usa en el tratamiento de hongos en los pies o pie de atleta: se hacen baños diarios de pies con agua y unas 10 gotas de este aceite, dejándolos unos 20 minutos en remojo. Se puede aplicar también unas dos gotas del aceite sin diluir en la zona afectada y masajear suavemente.
  • Favorece la desaparición de la caspa: se aplican unas dos o tres gotas a nuestro champú habitual y nos lavamos el pelo con normalidad. No se recomienda emplearse con demasiada asiduidad si tenemos el pelo muy graso.
  • Lucha contra los piojos

  • Lucha contra los piojos: se realiza una mascarilla con una cucharada de aceite de oliva o girasol junto a unas cinco gotas de aceite del árbol del té. Posteriormente enjuagamos bien.
  • Se puede utilizar frente a los resfriados: los enjuagues bucales con agua y unas gotas de este aceite tres veces al día, calma la tos y el dolor de garganta. Se pueden realizar también inhalaciones de vapor con este aceite para narices congestionadas.
  • Se emplea en múltiples rituales de belleza: para tener unos labios más hidratados y prevenir ante el herpes labial; para reducir las bolsas de los ojos, añadiendo un par de gotas de este aceite en una infusión con te verde, y aplicándola en los ojos con un algodón (con cuidado de que no penetre dentro del ojo); suaviza las cutículas de las uñas mezclando 10 gotas de aceite del árbol de té con 10 gotas de aceite de lavanda; fortalece el crecimiento del pelo, masajeando con las yemas de los dedos empapadas en este aceite la zona de la raíz del cabello.

Consejos para su empleo

  • Si queremos hacer baños con el aceite del arbol del te deberemos llenar la bañera con agua templada y añadir unas diez gotas de aceite del árbol del té. Se debe tomar un baño durante al menos diez minutos. Si tenemos la piel más sensible o es un baño para un niño de corta edad, solo debemos aplicar unas cinco gotas.
  • Para los baños de los pies usaremos cinco gotas de aceite en un barreño con agua no demasiado caliente. Debemos dejar los pies en remojo de cinco a quince minutos y secar muy bien después.
  • En el caso de querer emplearlo en forma de compresa, necesitaremos una tela de algodón o una gasa esterilizada, que empaparemos en agua fría o caliente, según el caso, en la cual hemos añadido unas dos gotas de aceite del árbol del té.
  • Para emplearlo como enjuague bucal, debemos añadir unas 8 gotas de este aceite en un vaso de agua grande, y hacer gárgaras con esta solución.
  • Si lo que buscamos es hacer inhalaciones de vapor, necesitamos añadir en un barreño de agua muy caliente unas cinco gotas de aceite del árbol del té, e inhalar los vapores durante cinco minutos y con los ojos cerrados, ayudándonos de una toalla con la que cubriremos la cabeza.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *