Remedios naturales para uñas encarnadas


Si anteriormente hemos visto qué son las uñas encarnadas o uñas enterradas, cuáles son sus causas y qué remedios caseros podemos aplicar, ahora nos toca tratar el tema de los remedios naturales.
Remedios naturales para uñas encarnadas

El problema de las uñas encarnadas debe ser abordado siempre con precaución al tratarse de un problema médico que afecta a la salud de nuestros pies. Sin embargo, si no hemos desarrollado ningún tipo de infección, podemos aplicar una serie de remedios naturales en casa basados en el uso de algunos productos que podemos encontrar fácilmente en nuestro hogar.

Alimentos que tomamos diariamente como la cebolla y la zanahoria, no solo nos ayudan a llevar una dieta equilibrada y sana, sino que gracias a algunas de sus propiedades nos ofrecen una alternativa fácil e inocua (al menos que seamos alérgicos a ellos) ante la inflamación que sufrimos cuando padecemos de uña encarnada.

Cebolla

La cebolla es uno de los más eficaces antibióticos que nos da la naturaleza debido a sus grandes cantidades de azufre, permitiéndole así ser un potente bactericida que lucha de manera natural contra las infecciones. Así mismo, descubrimos que entre las propiedades de esta planta se encuentra su capacidad antiinflamatoria, gracias a su contenido en quercitina.

CebollaPor todo esto, para ayudarnos a reducir la inflamación y prevenir la presencia de bacterias en nuestra uña encarnada, podemos aplicar un poco de su jugo mediante una gasa esterilizada o un disco de algodón. Para ello coceremos un par de cebollas, las cuales, una vez cocidas, batiremos junto al agua de su cocción. La pasta resultante la aplicaremos en la uña enterrada como hemos mencionado.

Se puede emplear también directamente el jugo de la cebolla, licuando un par de cebollas y sumergiendo la uña en su zumo resultante durante unos 20 minutos.

Ajo

ajoEl ajo ha sido empleado por diferentes culturas desde hace siglos, no solo como alimento, sino como una remedio natural que aporta múltiples beneficios a nuestro organismo.
Entre sus propiedades más conocidas se encuentra su capacidad antitrombótica (mejora la circulación sanguínea) , diurética o digestiva, pero el ajo, junto a la cebolla, es un gran antiséptico natural que lucha contra las bacterias en procesos infecciosos debido al azufre. Ya desde la primera guerra mundial se empleaba su jugo para ayudar a curar las heridas de los soldados por su poder desinfectante.

Para aplicarlo en nuestra uña encarnada podemos o bien masajear la zona con mucho cuidado con un diente de ajo partido por la mitad, o bien machacar dos dientes de ajo y poner la pasta resultante sobre la uña, cubriéndolo todo con una venda para que dicha pasta no se caiga, y dejarla actuar sobre  una media hora.

Zanahoria

ZanahoriaLa zanahoria es un producto rico en carotenos, transformándose estos en vitamina A en el higado. Entre ellos destaca el betacaroteno que lo podemos encontrar en las verduras y frutas de color naranja o verde intenso, como la calabaza, la col, o los albaricoques, el cual tiene propiedades antioxidantes, protegiéndonos de la acción de los radicales libres (responsables del envejecimiento), y propiedades antitumorales y anticoronarias.

La zanahoria también contribuye a la salud de la piel aplicada en ungüento o mascarilla, debido a su gran capacidad nutritiva y de absorción de las impurezas de la piel. En nuestras uñas encarnadas, la zanahoria nos ayudará a reducir la inflamación producida por la encarnación. Debemos para ello lavar bien y pelar una zanahoria, rallarla y poner un poco en nuestra uña (la podemos sujetar con una venda o una gasa esterilizada). Para notar sus efectos debemos dejarla  durante una o dos horas.

Limón y sal

LimónEl limón es un producto de uso diario que empleamos para mejorar el sabor de muchos de nuestros platos, pero además, gracias a su gran cantidad de vitaminas, es un potente antibiótico (bactericida) y un gran depurador de las sustancias toxicas de nuestro organismo (las llamadas toxinas).

El limón, no solo lo podemos emplear para acelerar la curación de resfriados y gripes o para limpiar y depurar nuestros intestinos, sino que el limón, debido a su contenido en limonoide terpeno, lo podemos usar para desinfectar heridas y para reducir la inflamación de nuestra uña enterrada. Nos sería útil tanto aplicándolo directamente en la piel como tomando su jugo, pero en este caso recomendamos el siguiente remedio: cortamos el limón por la mitad y hacemos un agujero en el centro de una de las mitades. Le echamos un poco de sal marina e introducimos en él nuestro dedo afectado, previamente limpio, dejándolo así durante unos 25 minutos. Repetiremos esto al menos tres veces a la semana hasta que notemos una reducción de la inflamación.

Aloe vera

Aloe veraEl Aloe vera es una de las plantas medicinales más conocidas y usadas por poseer magníficos  beneficios tanto terapéuticos como cosméticos, y es usada en innumerables remedios naturales en mil y una ciencia. Es una planta perenne de la familia de las liliáceas, conocida también como Sábila, y hay que tener en cuenta que sus propiedades se encuentran de forma natural en el gel que se extrae de la planta.

Esta planta contiene múltiples vitaminas, como la A, B o C, minerales, aceites, ácidos grasos y aminoácidos, que hacen que en nuestra piel tenga efecto regenerador, antiinflamatorio y analgésico.

Gracias a todo esto, el Aloe Vera se convierte en un excelente complemento natural a la hora de tratar en casa las uñas encarnadas. Notaremos al cabo de unos días que la inflamación y el color rojizo van desapareciendo. Para ello debemos aplicar el gel de aloe vera extraído directamente de la planta  en nuestro dedo y dejar reposar durante unos 20 minutos. Es recomendable que hagamos esto después de haber tomado para nuestros pies un baño de agua con sal, para potenciar los efectos desinfectantes.

¿Cuando debemos aplicar estos remedios naturales?

Todos estos remedios naturales deben ser aplicados atendiendo a las características de nuestra piel y de nuestra uña afectada. No debemos emplear nada que no nos haya recomendado un podólogo cuando tengamos una infección o heridas con sangre o pus, ya que puede ser contraproducente.

Sin embargo, estos remedios, aplicados en las condiciones medicas adecuadas y eligiendo aquellos que más se adapten a nuestras necesidades, pueden erigirse como un eficaz complemento curativo ante nuestro problema de uña enterrada.

[AMAZONPRODUCTS asin=»B00E4OJG30,B00MX3NCNE,B00ECDVLTA» features=»1″ locale=»es»]

Mostrar más…

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *